Servofreno

Mostrando 1 - 7 de 7 items

El servofreno es un mecanismo que sirve para minimizar el esfuerzo que tiene que realizar el conductor sobre el pedal del freno cuando desea detener o reducir la velocidad del vehículo que conduce.

Qué es el servofreno de un coche

El servofreno del coche permite multiplicar la fuerza que un ser humano es capaz de hacer sobre el pedal del freno.

Para ello, se monta un pistón justo detrás del pedal del freno, con dos cámaras que están comunicadas mientras que el pedal del freno no está activado o pisado. En las cámaras hay una presión inferior a la atmosférica debido a que el motor provoca una aspiración en las cámaras.

El funcionamiento de esta aspiración es distinto dependiendo de si el motor es diésel o gasolina:

  • En los coches de gasolina el servofreno equipa un tubo situado justo después de la válvula de mariposa que genera la baja presión en las cámaras.
  • En los motores diésel el vacío se provoca mediante una bomba de vacío.

El funcionamiento del servofreno es sencillo: al pisar el pedal del freno, se impide la comunicación entre las dos cámaras.

En ese momento, la cámara de la izquierda se comunica con el exterior, con lo que la presión atmosférica se nivela en su interior. Al haber en la cámara de la derecha una presión inferior a la atmosférica, ese incremento de la presión causa un aumento de la fuerza para asistir al conductor en la frenada.

¿Y qué ocurre con el servofreno cuando se apaga el motor? Pues que el sistema deja de funcionar. En ese caso, el servofreno se desactiva y deberás utilizar el freno directamente, sin asistencia de ningún tipo.

Tipos de servofreno

Básicamente hay dos tipos de servofreno para coche:

  • Hidrovac: se sitúa entre la bomba de frenos y los cilindros receptores. Lo bueno de este servofreno Hidrovac es que se puede montar en cualquier zona del vano motor.
  • Mastervac: se ubica entre el pedal del freno y la bomba, con lo que para su instalación siempre dependerá de la forma que tenga el pedal.

La elección de uno u otro tipo depende sobre todo del hueco que haya detrás del pedal o del espacio en el vano motor. Generalmente se prefiere montar el Mastervac porque su instalación es más simple.

¿Tienes una avería en el servofreno?

Si crees que puede haber algún fallo en el servofreno de tu vehículo, te recomiendo que hagas alguna de estas pruebas:

  • Con el motor al ralentí, pisa el freno. Con el freno pisado, apaga el motor sin variar la presión durante 30 segundos. Si durante ese tiempo el pedal empieza a levantarse, es posible que haya una fuga en la cámara de presión.
  • Con el motor parado, pisa y suelta varias veces el pedal del freno como si estuvieses bombeando. Luego acciona el freno y arranca el motor sin dejar de pisar el pedal. En el momento de arrancar el motor, debes notar que el pedal se ablanda y permite pisarlo con más suavidad. De no ser así, puede que haya alguna avería del servofreno.
  • Después de haber estado un minuto al ralentí, para el motor. Luego pisa y suelta el pedal del freno 4 o 5 veces. Lo normal sería que en cada presión el pedal se encontrase más alto y fuese más difícil de pisar. En caso contrario, es notorio que existe algún fallo en el sistema del servofreno.

Si ocurre alguna de estas situaciones, lo más conveniente es que un mecánico revise el servofreno porque puede ser que esté averiado.  

Comprar un servofreno en Endado

Si tienes que comprar un servofreno, el mejor sitio para hacerlo es Endado, en donde encontrarás la oferta más amplia y los mejores precios.

Navega ya por todo nuestro catálogo de servofrenos y elige el más adecuado para tu coche.