Correa de distribución

Mostrando 1 - 12 de 1137 items

La correa de distribución es un elemento de carácter elástico que está diseñado para transmitir la energía mecánica que procede del cigüeñal hacia el árbol de levas, con la intención de sincronizar el movimiento generado por los 4 tiempos del motor de explosión.

Para qué sirve la correa de la distribución

Tras producirse la combustión en el interior del cilindro, comienzan a moverse los pistones accionando el cigüeñal. La correa debe transmitir el movimiento generado en el cigüeñal para que se vayan abriendo y cerrando acompasadamente las válvulas de admisión y escape.

Además, en la mayoría de los motores la correa dentada de la distribución también es responsable de accionar las bombas de refrigerante y de aceite.

¿Todos los coches llevan correa de distribución?

De una forma o de otra, hay que transmitir el movimiento del cigüeñal al árbol de levas. Pero no necesariamente se tiene que hacer con una correa neumática de transmisión. En determinados coches, la correa dentada es sustituida por una cadena de distribución.

Lo curioso es que muchos vendedores utilizan este detalle mecánico como un argumento de venta, señalando que este tipo de transmisiones carecen de mantenimiento.

Esto no es del todo cierto: pese a que la cadena de la distribución dura toda la vida, también es necesario revisarla de vez en cuando para evitar holguras y desgastes de los tensores.

Aunque haya coches sin correa de distribución, estos no están exentos de mantenimiento. De hecho, hay fabricantes que recomiendan el cambio de la cadena a los 200.000 kilómetros.  

¿Cuándo hay que cambiar la correa de distribución?

Al tratarse de un elemento neumático y flexible —y sometido, por tanto, a deterioro y envejecimiento—, la gran duda de muchos conductores es saber cuándo hay que realizar el cambio de la correa. Los posibles daños en el motor, en caso de que la correa se rompa, son muy graves.

Por esa razón hay que estar muy atento a su estado y realizar el mantenimiento correcto.   

Aunque es complicado fijar un plazo genérico, podemos decir que las correas dentadas vienen a durar en estado óptimo de 80.000 a 150.000 kilómetros. Esta gran diferencia depende fundamentalmente del tipo de motor, así como del fabricante que haya elaborado la correa.

Pero este plazo está pensado para conductores que andan mucho con su coche. Si en tu caso eres de los que utilizan poco el vehículo, ten en cuenta que el propio envejecimiento de los materiales de la correa puede conllevar que a partir de los 5 años pierda efectividad.

¿Cuáles son los síntomas de rotura de la correa de distribución?

Para evitar males mayores, hay que estar muy pendiente de los siguientes indicios:

  • Ruidos extraños en la transmisión.
  • Vibraciones raras al ralentí.
  • Dificultad para arrancar.
  • Brillo inusual en la correa.
  • Grietas en la correa. 

Precio de la correa de distribución

Si necesitas cambiar la correa dentada de tu vehículo, Endado es el lugar más indicado para hacerlo, ya que aquí encontrarás la mejor y más amplia oferta de recambios, a un precio inmejorable.

Encarga ahora tu correa de la distribución y nosotros nos encargamos de pagar los gastos de envío.