¿Qué es el graining y el blistering en Fórmula 1?

El graining y el blistering son distintos tipos de degradación que padecen los neumáticos, y que afectan en gran medida a los monoplazas de los Fórmula 1.

grainig-neumáticos

Los neumáticos sometidos a un rendimiento muy alto, según van rodando, van desprendiendo su capa de goma. Si la temperatura del asfalto y el neumático son adecuadas, esta capa desprendida se pega a la pista haciendo que el monoplaza se agarre a la pista. Pero si el coche patina o frena en exceso, la superficie de rodadura se calienta mucho creando una diferencia de temperaturas entre el asfalto y el neumático. Es aquí cuando aparece el temido graining, ya que estas pequeñas virutas se van acumulando en las ruedas en vez de quedar en la pista.

El resultado es un neumático cubierto por partículas de goma que hacen que el coche cada vez sea más complicado de manejar, lo que hace derrapar más al monoplaza e incrementar más el efecto.

grainig-neumáticos

Por suerte, lo más habitual es que se acabe eliminando solo por el roce con la pista, pero se pierden valiosas décimas hasta que se soluciona.

Otra forma de degradación es el blistering, que se produce cuando la temperatura interior del neumático alcanza un punto crítico que acaba provocando la deformación del dibujo exterior de las ruedas, apareciendo una especia de ampollas en la goma. Sobre todo ocurre en el eje trasero, debido a la alta aceleración y la presión que sufren las gomas al trazar curvas de media y baja velocidad.

blistering

Tras confirmarse que Pirelli seguirá en el Mundial de Fórmula 1 por dos ciclos más, la marca italiana busca poner solución a este tipo de problemas. La marca tienen tres objetivos por cumplir: eliminar, en la mayor medida posible, la degradación central que sufren las gomas, estudiar más a fondo el comportamiento de los compuestos de lluvia y desarrollar unos neumáticos que no necesiten calentadores.