¿Qué es el turbo del coche y para qué sirve?

El turbo del coche se ha convertido en un elemento mecánico que, en los últimos años, se ha venido instalando en los vehículos con motores de menor cilindrada. Por ello, es una pieza clave que debemos vigilar, especialmente, en dos momentos puntuales de la conducción.

Turbo - coche - avería
Turbo

¿Qué es el turbo?

El funcionamiento básico de un motor turbo es simple: se aprovechan los gases generados por el motor para impulsar más potencia y aumentar las revoluciones a la que trabaja. Dentro de este sistema se encuentra el intercooler, que no es más que un elemento para enfriar esos gases que salen calientes del motor.

Por ello, es necesario enfriar dichos gases para evitar que el sistema se caliente, debido a que el aire caliente ocupa más. Así, al enviarse aire frío al motor con el turbo, ocupa menos espacio y entra más cantidad.

En el siguiente vídeo os mostramos cómo funciona el proceso completo. El color rojo representa los gases de escape del motor y en azul, el aire limpio que entra:

En el momento en el que el turbo entra en funcionamiento, debemos tener en cuenta una serie de factores para alargar la vida de esta pieza y prevenir averías:

1. En los motores equipados con turbo (la mayoría de los coches diésel y cada vez más vehículos gasolina) cada vez es más importante arrancar de forma adecuada el vehículo, para que el turbo se lubrique bien. Mantenerlo al ralentí durante un par de minutos, puede ser suficiente.

2. Por otra parte, al iniciar la marcha, sobre todo en invierno, no se deben subir las revoluciones del coche con el motor en frío (menos de 80- 90ºC). Mientras tu coche equipado con turbo no coja esa temperatura, no lo fuerces innecesariamente o las averías aparecerán en un período no superior a cinco años, en la mayoría de casos.

3. Lo mismo ocurre al estacionar el coche. Es fundamental dejar el motor al ralentí durante unos minutos. Así, el turbo se enfría y se lubrica bien, además de que la propia turbina bajará de revoluciones. Si no, a largo plazo, el turbo podría dañarse.

Con especial atención si se ha conducido de manera agresiva debido a que si el turbo se ha mantenido a altas revoluciones, puede llegar a calentarse en exceso. Y al apagar de golpe el motor, seguirá girando por la propia inercia pero sin ningún tipo de lubricación (utiliza el propio aceite del coche), por lo que sufrirá rozamientos y durará menos.

Y recordad, si necesitáis sustituir algún recambio o repuesto de vuestro vehículo, siempre podéis visitar nuestra tienda online de recambios donde disponemos de las mejores piezas a precios muy competitivos.

¿Cuándo cambio las pastillas y los discos de freno?

Los discos de freno y las pastillas son los elementos más importantes en la seguridad de un vehículo. Por ello, su mantenimiento es fundamental para la seguridad de todos los conductores, ya que los datos lo certifican: un 25% de los coches no pasan la ITV por deficiencias en este sistema.

¿Cuándo hacer el cambio de las pastillas?

Pastillas - freno - desgaste - coche
Pastillas de freno

Como ya vimos en un artículo anterior en relación a los síntomas que provocan un desgaste sucesivo en los frenos de los vehículos, la degradación del sistema de frenado depende del tipo de coche y de utilización del mismo. A continuación, os mostramos algunos consejos para realizar una sustitución eficaz de ambos elementos.

Se debe tener en cuenta que habrá un mayor nivel de desgaste en el sistema de frenado si utilizamos el coche más tiempo por ciudad que por carretera. Y como término medio, se deberá estar pendiente a partir de los 25.000 kms recorridos. Por otra parte, mencionar que, por regla general, las pastillas delanteras se desgastarán dos veces más que las traseras, ya sean discos o tambores.

Una gran parte de los vehículos modernos cuentan con un testigo de desgaste que avisa en el cuadro de instrumentos con una luz de freno cuando las pastillas están llegando al final de su vida útil, con un cierto margen para cambiarlas.

Para comprobar de forma visual el desgaste de las pastillas delanteras, mirando el grosor de las pastillas veremos si el material que entra en contacto con los discos se está acabando y llegando al límite de uso. 

¿Y los discos de freno… cuando se cambian?

Disco - freno - desgaste - coche
Disco de freno

Los discos de freno interactuan directamente con las pastillas de freno y son consideradas piezas de desgaste, dado que realizan su función mediante la fricción. La duración de los discos de freno, es mayor que la de las pastillas, así que es posible que entre tres y cuatro juegos de pastillas de freno, sobrevivan a un solo juego de discos.

Por ello, si se cambian las pastillas a tiempo se evitará el desgaste prematuro de los discos. Sin embargo, si el disco de freno necesita reemplazarse se deberán sustituir a su vez las pastillas de freno, debido a que los discos viejos pueden experimentar un desgaste irregular influyendo en la labor de seguridad de las pastillas. Este hecho puede provocar que al montar los discos nuevos, la superficie que fricciona con el disco no sea uniforme y podamos perder un elevado porcentaje de eficacia en la frenada de vuestro coche.

Si quieres información más detalla sobre cómo cambiar las pastillas de freno, entra a este artículo de nuestra web de consejos de mecánica.

Por último, os recordamos que en nuestra tienda de recambios podéis encontrar tanto pastillas como discos de freno a los mejores precios.

¿Funciona bien el aire acondicionado del coche?

El aire acondicionado es un elemento indispensable dentro del vehículo que no sólo aporta confort, sino que, si no funciona correctamente, puede condicionar la seguridad a la hora de conducir.

¿Cuáles son sus componentes?

sistema - aire - acondicionado - coche
Sistema aire acondicionado del coche

– Filtro de habitáculo: filtra el aire, el polen, el polvo y las partículas de gasoil. Es importante que se cambie regularmente ya que influye directamente en tu salud.

– Botella deshidratante: filtra las impurezas (limaduras, aceite quemado, etc.) y recupera la humedad del circuito para proteger el compresor.

– Válvula de expansión: permite que el fluido pase del estado líquido al estado gaseoso, lo que genera el frío.

– Evaporador: enfría el aire que circula en el habitáculo y le quita la humedad.

– Compresor: comprime el gas y vuelve a lanzar el ciclo de funcionamiento del sistema de climatización.

– Condensador: enfría el gas y asegura que este pase al estado líquido que ha sido comprimido por el compresor.

Aire - acondicionado - climatizador - coche
Aire acondicionado: climatizador

Sin embargo, cuando uno o varios de estos elementos empiezan a no funcionar del todo bien, el sistema de aire acondicionado empezará a fallar aumentando, por ejemplo, el gasto de combustible. A continuación, te presentamos los fallos más comunes que se pueden presentar:

  1. Filtro obstruido: Conecta el ventilador y comprueba si sale suficiente aire. En el nivel más bajo, deberías notar que sale una ligera brisa y, en el segundo, debería ser un caudal suficiente como para mantener una temperatura adecuada. De lo contrario, el filtro del habitáculo podría estar muy sucio y habría que sustituirlo.

  2. Falta de gas  refrigerante: Comprueba que, si seleccionas el nivel de temperatura más frío el aire sale a una temperatura adecuada. Si no es así, lo más probable es que el sistema necesite una recarga de gas refrigerante.

  3. Avería del compresor: Si percibes algún ruido extraño y, además, no sale aire frío, es posible que se haya averiado el compresor del aire acondicionado. 

  4. Olor desagradable: Esto se debe a la acumulación de humedad en los conductos de aireación y es síntoma de que el circuito de climatización está infectado de bacterias, polvo y hongos.

Por último, recuerda que si el climatizador de tu coche es manual o semiautomático, no existen informaciones de alerta para prevenir un posible fallo.

Por ello, es conveniente sustituir el filtro de aire una vez al año o cada 15.000 kilómetros recorridos; y siempre puedes hacerlo visitando nuestra tienda online de recambios. En ella, encontrarás los mejores recambios a los precios más competitivos.

Todo lo que debes saber sobre el aceite del coche

El aceite del coche es uno de los elementos indispensables para el buen funcionamiento del mismo. En este artículo os mostraremos en profundidad las particularidades de los lubricantes, sus tipos y etiquetados.

¿Qué es un lubricante? 

Un lubricante es cualquier compuesto sólido, líquido o gaseoso que se interpone entre dos superficies en movimiento, con el fin de evitar su contacto y reducir la fricción. Sus principales objetivos son:

-Reducir el rozamiento entre las piezas que lubrica.

-Proteger químicamente las piezas.

-Limpiarlas de contaminantes.

-Ayudar a rebajar la temperatura de las piezas lubricadas.

 

  • En general y por su procedencia se pueden clasificar en cuatro tipos:

a. Vegetales: se refinan con semillas o plantas oleaginosos, sobre todo se utilizan en motores de dos tiempos.

b. Minerales: está formado por una base obtenida directamente de la destilación del petróleo más unos aditivos que le confieren unas propiedades que mejoran sus prestaciones.

c. Semi-sintéticos: Contienen gran parte de aceite mineral y una pequeña parte de aceite sintético.

d. Sintéticos: Se obtienen, como los minerales, a partir del petróleo, pero por procesos muchos más complejos y se obtiene un lubricante hecho a medida, con mejores propiedades que el mineral. Su principal inconveniente reside en su precio debido a que es mucho más caro.

Pasando a la parte más práctica, a continuación, os detallamos el etiquetado de una garrafa de aceite convencional. En este caso, la del lubricante Total Quartz 9000 Energy 5w40. Además del nombre comercial y la marca, tambien aparece tanto en la parte frontal como en la trasera la numeración 5w40.

aceite - total - quartz - posterior - 5w40
Aceite total quartz posterior
aceite - total - quartz - 5w40
Aceite total quartz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué significa esta numeración?

Hace alusión al grado de viscosidad SAE del aceite. Es la medida de la fluidez a determinadas temperaturas. La primera cifra terminada en w determina su grado en frio y la segunda su grado de viscosidad en caliente. A nivel mecánico, cuando el motor se encuentra frío nos interesa que el lubricante sea menos viscoso (más fluido) para que llegue a cualquier rincón; sin embargo, cuando está  caliente nos interesa que sea más viscoso para que la película de aceite no se rompa con el rozamiento.

Para evitar esta problemática y disponer de un lubricante más equilibrado existen en el mercado los aceites multigrado, que en función de la temperatura cambian su grado de viscosidad.

Viscosidad - aceite - temperatura - coche
Grado de viscosidad del aceite

Por otra parte, también se debe resaltar que la viscosidad cinemática de un lubricante sometido a una temperatura de 150ºC (HTHS), bajo condiciones de cizallamiento muy severas, no la suele dar el fabricante ni viene indicado en el lubricante.

Por último, si nos fijamos en la parte trasera de la garrafa, además de leer la información del fabricante también se muestran las especificaciones, que vendrán precedidas de las siglas API o ACEA.

¿Qué son API y ACEA?

API (American Petroleum Institute) es el organismo americano que desde 1974 realiza ensayos de aceites y los certifica con unas siglas y símbolos que indican su calidad y para el uso que está destinado.

Nomativa - API - aceites
Normativa API

 

ACEA es la Asociación de constructores europeos que realiza los ensayos de los aceites del motor y lo clasifica según la calidad y el uso al que está destinado:

normativa - ACEA - motores - diesel - gasolina
normativa ACEA para motores livianos diesel o gasolina
Normativa - ACEA - motores - coches
Normativa ACEA para motores de coches livianos

Por último, además de estas normativas, existen otras para cada fabricante, tales como VW (Volkswagen), BMW, RN(Renault), GM (General motors), Ford, MB (Mercedes Benz), Porsche, etc.

Tienes más información sobre todo tipo de temas relacionados con el aceite del coche en nuestra página de consejos.

Y recordad, si necesitáis sustituir el aceite de vuestro coche, siempre podéis visitar nuestra tienda online de recambios donde tenemos los mejores lubricantes a precios muy competitivos.

 

Conserva la bomba de agua del coche en buen estado

La bomba de agua forma parte del sistema de refrigeración de un vehículo y es esencial, ya que es la encargada de hacer que el líquido refrigerante del motor circule por todo su interior, así como por los conductos de refrigeración del mismo.

Bomba de agua - funcionamiento - esquema - coche
Funcionamiento bomba de agua

¿Cuál es la misión de la bomba de agua?

Su misión es transportar el calor sobrante hacia el exterior, además de asegurar una obturación óptima para que no haya pérdidas de líquido refrigerante que puedan ocasionar calentamientos del motor. Está constituida por un eje central, el cual fija en su parte externa una polea y por la parte interna se encuentra unida a los rotores que al moverse generan una corriente centrífuga.

Su funcionamiento es similar al de un ventilador, por un lado atrapa la corriente de aire y por el otro dirige esta misma en una sola dirección. El eje armado y el cierre son los elementos más importantes de la bomba de agua, ya que de ellos depende la estanqueidad de la misma.

Las funciones más importantes de una bomba de agua son variadas y, entre ellas, destacamos: el funcionamiento óptimo de la combustión del carburante, la eliminación de la polución y una mejora en la lubricación del motor.

¿Cuáles son las averías más comunes?

Bomba de agua - coche - avería
Bomba de agua

Las principales averías de la bomba de agua suelen ser pérdidas de líquido refrigerante por sus juntas, por el mismo eje o por rotura de sus paletas. Además, se debe tener en cuenta a temperatura del motor, que en ningún caso debe exceder del límite establecido para cada coche. Normalmente, la temperatura ideal no debería pasar de los 100 ºC, aunque los modelos modernos suelen alcanzar los 104 º C.

Sin embargo, lo más importante para no llevarnos sustos innecesarios, es mantener una revisión periódica de esta pieza tan esencial de nuestro automóvil. Una de las averías más comunes es la de no sustituir el líquido refrigerante del motor en demasiado tiempo. En cuanto a mecánica se refiere, la avería también puede surgir por un fallo en la sustitución de la correa de distribución.

Por último, y en caso de que necesitarais cambiar la bomba de agua de vuestro coche, debéis saber que a cada modelo de vehículo le corresponde una bomba de agua diferente. Por ello, siempre podéis pasaros por nuestra tienda online donde encontraréis los recambios para vuestro coche al mejor precio.

A continuación, os dejamos un vídeo explicativo sobre la bomba de agua: