¿POR QUÉ COMPRAR TUS RECAMBIOS Y ACEITES DE COCHE EN ENDADO?

  • Ahorra hasta un 70% sobre el precio de taller.
  • Envíos y devoluciones gratuitas.
  • Tus recambios y aceites en casa en 24 horas.
  • Asesoramiento personalizado y con simpatía, llámanos y verás ;)

Cambio de la correa de distribución

El cambio de la correa de distribución es una operación compleja y que es más habitual de lo que muchos piensan. Lo importante de este cambio es que, hecho en el momento adecuado, puede ahorrar muchísimo dinero y posteriores problemas.

Si la correa se ha roto y no la has cambiado preventivamente, desaparecerá la sincronización del motor y el funcionamiento de pistones y válvulas será irregular. En este caso, que es el peor, habría que sustituir también las válvulas para conseguir hacer volver a funcionar el coche.

Aquí te explicaremos cómo cambiar la correa de distribución en 11 pasos y desde casa, aunque te avisamos que no es una operación que cualquiera sin conocimientos de mecánica pueda hacer. Coge las herramientas, prepara el coche y vamos a cambiar esa correa.

Por qué es necesario cambiar la correa de distribución

La correa de distribución se encarga de sincronizar el funcionamiento de todo el motor. Un fallo en ella y será imposible poder circular con el coche casi automáticamente.

Se debe cambiar de manera preventiva para evitar que se rompa. Cuando la correa se rompe, puede dañar otras partes del motor e incluso destrozar el motor por completo y dejarlo inservible.

Es una de las reparaciones más caras de hacer, pero es mucho más cara si la correa se rompe que si lo haces antes de que el coche te de la mala noticia. Mejor cambiar la correa antes de que se rompa, que tener que cambiar todo el motor.

Herramientas necesarias

  • Gato hidráulico: para levantar el coche y retirar una de las ruedas.
  • Caballete: para mantener el coche elevado mientras se hace el cambio de correa de distribución.
  • Caja de herramientas: llave cruz, llaves fijas, vasos, carraca, destornillador y llaves Allen.
  • Guantes: para proteger las manos de los líquidos del motor.

Cambio de la correa de distribución en 11 pasos

1. Eleva el coche y retira una rueda

Dependiendo de la posición que tenga tu motor, el acceso a la correa estará en un lado u otro. Analiza la ficha técnica de tu vehículo, apunta cuál es y procede a cambiarla.

Sube el coche con el gato hidráulico, utiliza el caballete para mantenerlo en esa posición y retira la rueda en cuestión con la llave cruz.

 

2. Retira si es necesario la correa de accesorios y las protecciones de la distribución

Cada modelo de coche tiene un acceso distinto a la correa, por lo que puede que sea necesario que quites la correa de accesorios y las protecciones de la distribución. Para saberlo solo necesitas mirar la ficha técnica de tu vehículo, donde vendrá indicado.

 

3. Bloquea las poleas

Bloquea las poleas apuntalando el motor tal y como venga especificado en la ficha técnica. Puedes necesitar alguna palanca especial dependiendo del modelo, pero con un destornillador fino debería de bastar.

 

4. Sincroniza el motor

Gira el motor con el tornillo del cigüeñal hasta que se alinee completamente. Después, debes marcar la posición de cada una de las poleas para recordar su posición con respecto a la correa y al motor con tipex o con un rotulador blanco.

 

5. Afloja el rodillo tensor y saca la correa de distribución

Los rodillos tensores pueden ser de tensión automática, de resorte, con elevador hidráulico o manual. Dependiendo del tipo de tensión, deberás aflojarlos de una u otra manera.

Tras aflojarlos, podrás retirar la correa de distribución del motor.

 

6. Desmonta los rodillos tensores y la bomba de agua

Tras sacar la correa, quita los rodillos tensores y de enrollado y la bomba de agua. Es recomendable que aproveches el cambio de la correa para cambiar también la bomba de agua, ya que es un cambio muy económico y te ahorrarás tener que volver a desmontarlo todo.

 

7. Coloca la nueva correa de distribución

Si has quitado la bomba de agua, coloca la nueva antes de poner la correa de distribución. Después, vuelve a montar los rodillos e instala la correa fijándote en las marcas que pusiste antes para realinearla.

Cuando esté bien alineada, ajusta la tensión del rodillo tensor y dale varios giros al motor de nuevo con el tornillo del cigüeñal.

 

8. Coloca la correa de accesorios y la protección si las quitaste

Si quitaste ambos elementos, vuelve a montarlos tras colocar la nueva correa de distribución en el motor.

 

9. Purga el líquido de refrigeración

¿Aprovechaste el cambio de correa para cambiar la bomba de agua? Entonces tendrás que purgar el líquido de refrigeración. Puedes aprender a hacerlo aquí.

 

10. Arranca el coche y comprueba el funcionamiento de la correa

Acelera de manera brusca varias veces para comprobar si la correa tiene una correcta tensión. Si la correa está poco tensa, vibrará y hará un zumbido al desacelerar, mientras que si está muy tensa silbará al ralentí y cuando aceleres.

 

11. Coloca la rueda 

Si la correa tiene una tensión adecuada, solo te quedará volver a colocar la rueda con la llave cruz y habrás terminado con el cambio de correa de distribución.

Y por si no te ha quedado claro, aquí tienes un vídeo detalladísimo de cómo cambiar una correa de distribución de un Seat Altea, cortesía del canal Car Doctors:

Cuánto cuesta aproximadamente el cambio

El coste de cambiar la correa de distribución oscila entre los 300€ y los 1.000 €. Todo dependerá del modelo de coche y del daño que haya provocado la correa debido a su mal funcionamiento.

Si la correa se rompe, el coste será mucho mayor. No se puede estimar un precio exacto, ya que se pueden dañar más o menos piezas del motor, pero lo más seguro es que te cueste más de 1.500 € reparar el coche.

Cada cuánto

El momento en el que debe cambiarse la correa de distribución depende del kilometraje máximo marcado por el fabricante. De manera general se suele cambiar entre los 60.000 y 160.000 kilómetros, pero depende de tantas cosas y esa cifra es tan amplia que hemos creado un artículo para que te puedas orientar mejor.

Para ampliar información sobre este punto, lee nuestra guía paras saber cuándo cambiar la correa de distribución.