Opiniones sobre Instrumentos



El cuadro de instrumentos del coche no pasa nunca desapercibido.

Lo cierto es que estamos ante una de las partes del automóvil que siempre está delante del conductor —en la línea visual directa— y que además proporciona una gran cantidad de información.

Se trata de un soporte con forma de tablero de instrumentos en el que se muestran todos los sistemas de control del vehículo.

El origen del salpicadero y del tablero de instrumentos

Los antiguos carruajes llevaban un pieza en forma de L a la altura de los pies del cochero para evitar que las salpicaduras de barro le manchasen los zapatos. Esa pieza se llamaba salpicadero.

Como los primeros coches no eran más que carruajes impulsados por motores (y no por animales), el salpicadero se siguió montando aunque su función ya no era la misma.

Sin embargo, con los coches a motor nacieron una serie de necesidades nuevas: había que conocer determinados parámetros de rendimiento, con lo que en alguna parte del habitáculo debían situarse los relojes que indicasen al conductor esas cifras (velocidad, revoluciones por minuto,…).

Para hacerlo, montaron un tablero con varios relojes en la zona del salpicadero. Por esa razón se sigue denominando en nuestra época como tablero de instrumentos, aunque hoy en día es más un cuadro de mandos integrado en la zona del volante.

¿Qué testigos del coche nos muestra el cuadro de instrumentos?

Ya hemos visto que el conductor debe conocer determinada información que le proporciona el motor a través de unos relojes y de unos testigos que van avisando de los sucesos que acontecen en el motor o en la marcha.

Esta información se recaba a través de una serie de artilugios, dispositivos y sensores colocados en distintas partes del vehículo y conectados a las pantallas, relojes, testigos e indicadores que muestran su información en el cuadro de mandos del salpicadero.  

Para que sea más visible para el conductor, el cuadro de instrumentos está situado en una zona central, justo en la principal línea visual del conductor, a la altura del volante. Está pensado y ubicado en esa zona para que de un pequeño golpe de vista, sin apenas despistarse de la carretera, el conductor vea la información que necesita.

Estos son las informaciones más relevantes que tienen todos los cuadros de mando de un coche:

  • Velocímetro: para saber a qué velocidad se circula.
  • Tacómetro: el conductor debe estar informado del régimen de revoluciones al que gira el motor.
  • Indicador de la temperatura del agua del radiador: para evitar que el motor pueda calentarse si alcanza una temperatura excesiva.
  • Indicador del nivel de combustible: para saber cuánta cantidad de combustible queda en el depósito.
  • Indicador de la presión de aceite.
  • Testigos de control y aviso de avería: testigos que marcan averías o problemas (con luces rojas o amarillas) sobre fallo en la batería, fallo en la dirección asistida, freno de mano puesto, nivel de aceite, precalentadores diésel, pastillas de freno desgastadas, fallo o desconexión del airbag, alumbrado exterior,…

Compra en Endado los componentes que necesitas para el cuadro de instrumentos de tu coche

En esta página puedes comprar los principales recambios y componentes que forman parte del funcionamiento del cuadro de instrumentos de automóvil.

Si navegas por nuestra web podrás comprobar que existen varias categorías en las que puedes comprar las piezas que necesitas.