¿POR QUÉ COMPRAR TUS RECAMBIOS Y ACEITES DE COCHE EN ENDADO?

  • Ahorra hasta un 70% sobre el precio de taller.
  • Envíos y devoluciones gratuitas.
  • Tus recambios y aceites en casa en 24 horas.
  • Asesoramiento personalizado y con simpatía, llámanos y verás ;)

Cómo cambiar los discos de freno de tu coche

¿Pisas el freno y suena un chirrido insoportable? ¿El volante vibra tan fuerte que parece que va a salirse de su sitio? Tus frenos tienen un problema y vas a tener que cambiar los discos de freno.

No te preocupes, no tendrás que gastarte un dineral en el taller ni estar días sin tu coche. Aquí podrás aprender cómo cambiar los discos de freno de tu coche desde casa y sin necesitar más compañía que unas herramientas y unos nuevos discos de freno.

Por qué hay que cambiar los discos de freno

El disco de freno es el principal encargado de ralentizar la rueda y conseguir parar tu coche en una frenada. ¿Crees que necesitas algún motivo más para decidirte a cambiarlo si está roto, rayado o fisurado? Un disco de freno en mal estado aumenta la distancia de frenado y puede llegar a hacer que dejen de funcionar los propios frenos del coche.

Herramientas necesarias

  • Gato: para levantar el coche y poder desmontar las ruedas.
  • Guantes: protección para las manos ante cualquier elemento nocivo.
  • Llave cruz: para extraer la rueda del coche.
  • Llave plana: para aflojar la pinza del freno.
  • Destornillador: para sacar la pastilla de freno y acceder al disco de freno.
  • Limpiador de frenos: para proteger el nuevo disco de freno y eliminar la suciedad.

Cómo cambiar los discos de freno en 11 pasos

1. Gira la dirección del coche hacia la rueda y afloja los tornillos

Gira la dirección del coche hacia la rueda cuyo disco de frenos quieras cambiar y usa la llave cruz para aflojar los tornillos y dejar la rueda lista para ser extraída.

 

2. Levanta el coche y extrae la rueda

Eleva el coche con el gato y termina de quitar los tornillos con la llave. En cuanto hayas quitado todos, retira la rueda y podrás ver el sistema de frenos.

 

3. Saca las pastillas de freno

Antes de cambiar el disco tienes que quitar las pastillas de freno obligatoriamente. Para aprender a hacerlo puedes leer nuestra guía para cambiar las pastillas de freno.

 

4. Quita la pinza del freno

Afloja las dos tuercas de la pinza de freno con la llave plana hasta que puedas retirar la pinza con tus propias manos. A veces las pinzas tienen unas tapas para protegerlas, las cuales tendrás que quitar desatornillando dichas tapas.

 

5. Saca el disco de freno antiguo

Tras quitar la pinza podrás ver un tornillo que fija el disco al soporte del mismo. Desatorníllalo y podrás sacar el disco de freno con las manos para colocar el nuevo.

 

6. Coloca el disco de freno nuevo

Coge el disco de freno nuevo y colócalo de igual manera que quitaste el antiguo. Insértalo y atorníllalo hasta que quede fijo y no se mueva.

 

7. Limpia el disco de freno

Tras colocar el disco nuevo lo más probable es que se haya manchado. Antes de volver a colocar la pinza, usa el limpiador de frenos para dejarlo impoluto y evitar que los frenos chirríen en un futuro.

 

8. Introduce las pastillas de freno nuevas

Después de limpiar el disco toca colocar las pastillas de freno. Recuerda que puedes aprender a hacerlo leyendo este artículo, aunque solo tendrás que insertarlas con la mano y asegurarte de que quedan bien encajadas.

 

8. Vuelve a colocar la pinza

Coge la pinza, que debería estar colgando junto al disco, y vuelve a colocarla en su lugar. Aprieta las tuercas con la llave plana hasta que queden igual de apretadas que cuando las quitaste en el paso 4.

 

9. Vuelve a colocar la rueda

Coge la llave cruz y coloca la rueda de nuevo en su lugar de origen. Asegúrate de fijarla bien y de que todos los tornillos están colocados en su sitio.

 

10. Bombea el freno

Presiona el freno progresivamente varias veces y finalmente hazlo hasta el fondo. De esta manera conseguirás que todo el sistema de frenos se ajuste perfectamente.

 

11. Circula con precaución los 100 primeros kilómetros

Tras hacer el cambio de disco y pastillas de frenos tienes que evitar frenar bruscamente en los primeros 100 kilómetros. Una frenada de ese tipo acortará la vida útil tanto del disco de freno como de las propias pastillas.

Si todavía no te ha quedado claro, echa un ojo al vídeo de nuestro gran colaborador F1Joaquín:

Cuánto cuesta aproximadamente el cambio

El precio de un disco de freno está entre los 60 y los 120 €, dependiendo del modelo de coche y marca del disco de frenos. Si quieres ahorrarte más de un 60%, cómpralos en nuestra tienda:

Cada cuánto cambiarlos

Manteniendo correctamente las pastillas de freno y cambiándolas cuando toca puede que jamás tengas que cambiar los discos de freno. Es algo que se hace muy ocasionalmente y solo si el disco está deteriorado.

Es importante revisar el desgaste de los discos cuando cambies las pastillas de freno. Para saber si tienes que cambiarlo o no, basta con revisar el grosor del disco y ver si está por encima del mínimo establecido por el fabricante. En caso de que no lo esté, tendrás que cambiarlo.

Además del grosor, otro indicador de que tienes que cambiar el disco de freno es que te vibre la dirección cuando frenas. Si notas que tu automóvil lo hace muchas veces, debes revisar el disco y cambiarlo.