En lugar de utilizar cables para acoplar o desacoplar las diferentes articulaciones de suspensión y dirección del vehículo, son posibles otras soluciones más rentables. En esta categoría se presentan componentes de energía hidráulica optimizados, divididos en diferentes conjuntos que poseen mecanismos hidráulicos de garantías. La hidráulica fuerza fluidos a presión a través de los elementos conectados y, una vez este instalada en el vehículo, el nivel del líquido en los depósitos necesita ser revisado regularmente y modificado anualmente para eliminar las impurezas. Los bloqueos y los sellos usados en el sistema hidráulico se disponen para un funcionamiento general superior del coche.