Los frenos de tambor están formados por un tambor, que es la parte móvil, montado sobre un buje de la rueda, adherido a través de tornillos y tuercas, y un plato de freno, que es el elemento fijo y está sujeto al puente. En el plato de freno se encuentran instalados los elementos de fricción y mecanismos de accionamiento para el desplazamiento de las zapatas. Aunque los frenos de tambor cada vez se utilizan menos, la acumulación del material de fricción puede provocar que el vehículo chirríe al frenar. Si tu vehículo utiliza frenos de tambor y necesitas reemplazarlos debido a su mal funcionamiento, en esta sección encontrarás los recambios que andas buscando.