El sistema de escape del coche es el único medio por el cual es posible la canalización de humos tóxicos como el monóxido de carbono, generados por el motor. Un problema en cualquiera de las partes del escape puede dar lugar a la emisión de humos que, estando contenidos en el coche, pueden desencadenar consecuencias potencialmente dañinas. Además, los componentes de los escapes modernos ayudan a tu coche a hacer frente a los humos de una manera más respetuosa con el medio ambiente. Esta es la mejor categoría para aquellos que tengan alguna sección defectuosa en el escape y necesiten un repuesto de garantías.