La cremallera de dirección es la pieza que ejerce la acumulación de fuerza necesaria para que se transmitan los movimientos desde el volante hasta las ruedas. Existen diferentes síntomas por los cuales podemos percatarnos de que tenemos la cremallera de dirección en mal estado, para lo cual se requerirá un reemplazo. Podemos notar holgura en las ruedas, dificultad a la hora de girar con el volante o ciertas vibraciones en la suspensión delantera. Para un recambio de la cremallera de dirección, que cumpla con todas las exigencias y necesidades específicas de tu coche, tienes a tu disposición una gama muy amplia en esta categoría.