Los sistemas de ayuda al frenado protegen al conductor de las consecuencias de un frenado deficiente. En muchas ocasiones, los accidentes se deben a un fallo en los reflejos del conductor, que efectúa un frenado muy brusco y tardío, acabando por chocar con el vehículo de delante. Para evitar esto, los sistemas de ayuda a la frenada activan una válvula, localizada generalmente en el servofreno, para aumentar la presión en el circuito hidráulico, lo que se transmite con inmediatez a las pastillas y los discos de freno. Si necesitas instalar un sistema de ayuda al frenado o reemplazar el que tienes, en esta categoría encontrarás los productos más adecuados para ti.